martes, 12 de marzo de 2013

En este país no pasa nada

Hemos perdido la dignidad. ¿Alguien ha visto la portada a todo color de ABC de esta mañana? Quiero decir en detalle, sin apartar la vista herida de empalago. Deja la misma impresión que un caramelo de leche condensada garrapiñado y relleno de melaza. Aparece un primerísimo e irresistible plano de Mariano Rajoy, arropado por toda su belleza mañanera, besando en un gesto de lo más paternalista la atormentada sien de una María Dolores a quien no le queda otra que consentir bajo los focos, con los pelos más revueltos que las tripas, y ya no he podido ver nada más. Yo es que me imagino a mi jefe entrando por la puerta a las siete treinta de la madrugada y aproximándose a mi pecera con semejantes intenciones y lo menos que se lleva es la pantalla plana del ordenador puesta de collar. No respondo de mis actos si el morro que se me acerca es el de don Mariano. Es que esto explica muchas cosas, y es de esperar que nos hubieran informado antes. Esta foto debería estar a estas alturas de la jornada, junto con todos los negativos, sobre la mesa del juez Ruz como un indiscutible atenuante porque en el Partido a todas luces se celebran desayunos impagables. Cospedal, hija, hoy no hay sobre que te arregle el día.

A esta arcada de sensacionalismo es a lo que se reduce la actualidad nacional, a la pérdida imparable de valores en un esperpéntico circo de tantas pistas como portadas. La prensa, que de tanto como hay no sabe por donde arrancarse, se vuelve un puro escenario de magia que ríanse ustedes de David Copperfield haciendo desaparecer un boeing 747. Debemos suponer que existen fuerzas superiores que se columpian sobre nuestras desgracias y juegan con nuestra atención con el único objetivo de que perdamos el hilo de la noticia. ¿Urdangarín? Si ya no sé por dónde íbamos. Una se lanza al quiosco esperando encontrar respuestas o preguntas o algo que inspire estas letras en las que descargar la tensión social y se lleva una parodia de lo que un día fuera un periódico serio con la viñeta de humor traída al primer pliego. Salgo a la calle a buscarle el pulso y vuelvo habiendo perdido la juventud en el trayecto de la oficina a la papelería de la esquina en la que hoy me tratan de usted (que ya me han visto el pelo). Llego a casa, siempre tarde, y hoy viene a recibirme un tormentoso recital de cantos gregorianos que salta del Vaticano a la cocina en vivo y en directo dando cuenta de otra pérdida por dimisión, que me recuerda que la última vez que salí de vacaciones, hace lo que parece toda una vida, estuve en la Capilla Sixtina. Que, por cierto, no me pareció lo suficientemente acondicionada como para pasar dos o tres días decidiendo el color de la fumata, que esta gente tiene una edad. Y, así las cosas, mañana miércoles ya.

Los días pasan y vamos perdiendo incluso el interés. Ortega Cano duerme el sueño de los justos tras declarar que, antes de triplicar la tasa de alcohol, no había bebido nada. Blanco sólo se levantará de su escaño si el juez le abre juicio. El rey se recuesta en la Zarzuela recuperado de todo. El Real Zaragoza lo máximo que sabe hacer es empatar, que es tanto como no hacer nada. El Presidente del Gobierno únicamente se ocupa de repartir ósculos sin pudor como un honorable padre de familia numerosa. Venezuela deja reposando la res publica en manos de un dirigente que aún no ha sido elegido. El calendario se desmaya a las puertas de la Semana Santa sin cabeza en la que descanse la tiara papal. Y Bárcenas se mete el dedo de la polémica en la nariz de puro aburrimiento.

6 comentarios:

  1. Cada vez uno se ha de informar menos en los medios tradicionales. Lo mejor es hacerlo, y rebuscando bien, en Internet. Hay cosas muy graves que pasan por algo o directamente no se nos cuentan. ¿Sabías que el PP y el PSOE han firmado un pacto de silencio para ocultar las vergüenzas de la Casa Real? ¿Que Grecia HA COLAPSADO?

    http://www.vdeverdadnews.com/index.php/component/k2/item/4030-grecia-al-borde-de-la-guerra-civil-y-los-medios-silencian-la-verdad

    http://vozpopuli.com/nacional/22351-rajoy-y-rubalcaba-sellan-un-pacto-de-silencio-sobre-la-crisis-de-la-corona-al-dictado-de-la-casa-real

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aseguro que lo hago diariamente. Pero ¿no te da la sensación de ha llegado un momento en el que cualquier información derivada de este país raya en lo ridículo? ¿Que el chiste se vuelve fácil hasta en los asuntos más serios?

      Eliminar
  2. Cada día que pasa entiendo menos la atención creciente que el personal presta al circo mediático. Es muy preocupante ver lo poco que preocupan -valga la redundancia- los problemas de fondo de este mundo globalizado. Los problemas que originan esos otros problemas con los que nos tienen entretenidos los periolistos y tertulistos itinerantes de radios, diarios y televisiones. Problemas que están trayendo ya gravísimas consecuencias a las nuevas y a las futuras generaciones. Problemas que nos siguen ocultando cada vez con más descaro los actores y payasos de dicho circo. Ya hasta dudo de si son conscientes del ocultamiento que les obligan a hacer o si son incapaces siquiera de percatarse de ello. ¿Dónde está la capacidad de análisis básico de las cosas? ¿Por qué nos quedamos con los millones de ramificaciones que somos incapaces de abarcar, sin mirar al tronco del que salen todas? Seguimos sin relacionar las causas y los efectos, así que pocas posibilidades tenemos de remediar algo.

    ResponderEliminar
  3. Desde luego, pero piensa que frivolizar en temas que provocan rechazo social de la población es una buena medida para minimizar los efectos de malas políticas o crímenes dolosos. Es la típica tontería del "me río por no llorar". En realidad te ríes para no ver. Ahí tienes la manipulación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, por eso insisto hasta la saciedad de la auténtica necesidad de desconectar de los medios de comunicación. Sería fundamental dejarles hablar solos, sin audiencia, para que se tuvieran que abstener de una maldita vez de decir tonterías encadenadas y de marear la perdiz mientras se frotan las manos los manipuladores.

      Eliminar
  4. Tienes toda la razon, pero pienso que la culpa no es mas que nuestra, quien vota a los mismos (porque lo son) una y otra vez? Quien etiqueta a los que salen a la calle a reclamar lo que todos deberiamos estar reclamando? Hasta que no nos demos cuenta de que nos roban a todos y "los mios sigan robando menos que los tuyos" la cosa seguira igual...

    ResponderEliminar

Artículos más leídos